y un día… durmió

No se cuantas veces escribí sobre la falta de sueño, sobre lo poco que hija1 duerme, etc… por eso pienso que se les debo este post, a uds, los locos que me leen y me han aguantado puteando bajito y fuerte en mis interminables noches en vela. Así que hoy vengo feliz a contarles HIJA1 DUERME.

Leer más »

Mi puerperio, montaña rusa – la otra vuelta.

Estamos atravesando lo que creo que voy a recordar siempre como el invierno de los mil tonos de moco. La primavera llegó, pero a ningún virus parece importarle ese detalle.

Leer más »

Tyler donde estás?

Estoy atravesando el momento mas oscuro desde que me convertí en mamá.

Hace mas de dos semanas que en casa estamos con gripe. Vamos pasándola unos hacia otros. La ultima en caer fue la piccolissima y no hubo manera de evitarlo, todo recaudo que pudimos tomar fue en vano.

Estoy destruida, rota, doblada, quebrada… cuerpo caído, mente ausente.

Leer más »

Pasan las horas, pasan las noches.

La escucho llorar y siento como el ácido del estómago sube hasta la garganta. Ya perdí la cuenta de cuantas noches hace que llegamos de Argentina. Demasiadas o pocas, no lo sé. No se que día es.

Se despierta, grita, no quiere dormir. Combate contra el sueño como si su vida dependiese de ello. Se gira para un lado para el otro, busca a su padre, me busca a mi, sacude las piernas. Los besos, las caricias, los shhhh shhhh al oído son en vano. Su papá, en un intento desesperado la toma en brazos y la pasea cantándole al oído. Ella no quiere dormir, escupe el chupete en señal de protesta, tira patadas, refriega la cara contra su pecho. Pero los brazos de su papá son mas fuertes, su paciencia es más grande, el latido de su corazón es sereno y amoroso -lo sé bien, tantas veces fui yo quien se refugió ahí-  así, ella, poco a poco se rinde.

No se que hora es, tengo miedo de mirar el reloj, pero no puedo evitar calcular… más tarde que la última vez que eran las tres y pico, miro por la ventana y todavía no sale el sol ni está clareando, así que deben ser algo así como las 5.

Volvemos a empezar.

 

Compañero de noches de insomnio

… y de paso practico italiano… 
“Las personas mayores nunca son capaces de comprender las cosas por sí mismas, y es muy aburrido para los niños tener que darles una y otra vez explicaciones.”

document.write(”);

Noche de pipi y otras molestias..

Dos años atrás, mi amiguísima Belén estaba embarazada, un día empezó a sufrir de insomnio y eso me empezó a afectar incluso a mi (a 400km de distancia). Es así que a las 6:01 am, un minuto después de que sonaba mi alarma, sonaba también el teléfono y era ella… “hablame, no puedo dormir”.
Yo saltaba a un metro de la cama, siempre con actitud fatalista pensando que había pasado algo terrible… pero era ella… ella solo quería hablar… divina Belu, no?
Hoy me acordé mucho de ella, pero lo peor es que yo no puedo llamar a nadie a las 6, porque en argentina son las 2am.
Tuve tiempo para pensar como quería compartir esta lindísima experiencia de despertarme mil veces a hacer pipi y no poder dormir… ahi va mi ataque de creatividad.

noche-de-pipi-1