Mi puerperio, montaña rusa – la otra vuelta.

Madre Amateur

Estamos atravesando lo que creo que voy a recordar siempre como el invierno de los mil tonos de moco. La primavera llegó, pero a ningún virus parece importarle ese detalle.

Anuncios

Operativo Amsterdam

Madre Amateur

En menos de un mes me voy de viaje SOLA. Si SOLA, sin bestias, sin pareja, sin perro ni gato. YO SOLA, conmigo misma.

Me voy a Amsterdam, a un encuentro de Argentinas que vivimos repartidas a lo largo y ancho del mundo. Es muy loco esto. Somos unas 1000 argentas que estamos en un grupo de Facebook, compartimos poco o mucho, pero lo que es cierto, lo que es indudablemente cierto es que somos argentinas y eso nos une mas allá de cualquier diferencia. Si somos K o anti K, si bancamos la lactancia prolongada o no, si hablamos en español todos los días o hablamos en otro idioma… NADA IMPORTA, todas tomamos mate (seguro que hay algunas que no toman mate, pero las queremos igual). Y como se dice de donde vengo “un mate no se le niega a nadie”, con el mate hay conversación, hay alegría, hay unidad, hay tristezas y alegrías compartidas.

Cocina express 1

Recetas

Uff hace mil que no aparezco por acá, pero como saben: somos 4! y van dos años (casi) sin dormir.

Resumen: Manuela tiene casi dos años, va a la guardería 2 horas al dia… dos pacificas hermosas y cortisimas horas al día. Maite cumplió 6 meses… empezamos ooootra vez con el tema papilla si, papilla no. que Baby led weaning, que miedo a que se ahogue, que si que no… que caiga un chaparrón y contal de que la pibita coma que coma lo que quiera. Soy madre de dos, las exigencias autoimpuestas las dejé de lado. Así que me encuentro con poco tiempo para la vida, básicamente.

Pero como buena gordis… me gusta comer! Como cuando estoy contenta, cuando estoy triste, cuando estoy cansada y cuando estoy ansiosa, así que estos últimos meses a pesar de no tener tiempo ni para una ducha… siempre encontré unos minutos para cocinar. Me siento orgullosa de decir que estoy dominando el arte de la cocina express. Cocina rápida, rica, hecha en casa, variada y lo mejor de todo RAPIDA DE HACER. Para dominar este arte es necesario contar con los elementos apropiados, así todo se vuelve mas fácil y rápido. En mi top 3 de elementos de cocina -sinloscualesmividanotienesentido- están:

  • Fuente para muffins (de 4cm de diametro) (amazon)
  • Cubetera de silicona de gran tamaño. (amazon)
  • Multiprocesadora o robot de cocina

Hoy les cuento de mi love affair con la fuente para muffins. Cocinar en una fuente para muffins tiene muchas ventajas; la “más mejor” es que los tiempos de cocción son menores.  Es decir que si una tarta de espinacas grande te lleva unos 40 min en el horno, unas mini tartas están listas en unos 15-20. No es maravilloso!?!??!?!

Otra gran ventaja es que cocinamos en justas porciones. En casa mi nomarido no come nada que no tenga una P en su nombre (Pasta, Pollo, Papa, Pcarne 😛 ) es decir que cuando hago espinacas, quinoa, zucchini, lentejas, etc etc etc… solo comemos Hija1 y yo. Por eso cocinar en muffins me ayuda a cocinar pocas cantidades y freezar tranquila lo que va sobrando.

Así que cuando voy al supermercado trato de comprar siempre tapas para empanadas ya que me permite jugar y hacer una gran variedad de mini tartas (o canastitas como le llaman en Argentina). Lo mejor es que puedo hacer canastillas de verduras para nosotros y de Pancetta y Pmozzarella para mi nomarido sin esfuerzo extra y quedamos todos felices!

Les comparto un #piccoHit (como me gusta decirles a aquellas recetas que la piccola devora con ganas):

mini tarta de zucchine y zanahoria Se me acabó el tiempo, volveré con mas recetas fáciles y ricas!!!!!

Casi un año de muchas cosas.

Madre Amateur

Hace un año estaba ya internada en el hospital, sin saber bien que pasaba ni porque. Faltaba un mes para mi fecha de parto pero los análisis de control no dieron del todo bien.

Estuve internada 12 dias antes de que me induzcan. Fueron días largos y grises. Me sacaban sangre cada dos días, monitoreaban al bebe dos veces por día -a veces por horas-, dos veces tuve falsa alarma de cesárea de urgencia, me pasaban medicamento por sonda todas las noches, tenia los brazos violetas de tanto pinchazo. No sabia lo que me pasaba, no me sabían dar un diagnostico preciso, estaba en un país que no era el mío, sin la contención física y presencial de mi gente.

Los de siempre, de la vida “real” estuvieron presentes gastando fortunas en llamadas a mi celular, tratando de regalarme un poquitito de calor argento. (tengo la suerte de tener amigas de fierro, de esas de siempre y que gritan al infinito y más allá).

Sin saberlo, por las redes sociales ya estaba creciendo algo, una especie de red virtual de amor. Suena medio cachongo decirlo así, pero realmente sentí eso.

Gente que yo no conocía mas allá de la virtualidad se empezó a agrupar preguntando por la mamma, ya que desde mi habitación no tenia buena señal y hace días que estaba desaparecida de la red. Por otro lado, otras mamás se consultaban entre ellas y me mandaban mails deseándome fuerza y luz, con consejos sobre como relajarme y ayudar a que mi hija y yo tengamos el parto que yo tanto había soñado. (Gracias Catalina!!)

No se como explicarles lo que se siente estar tan lejos, tan sola, aislada y de pronto un día, mágicamente mi teléfono se conecta y llueven mensajes y preguntas y consejos y abrazos virtuales. Lloré. De alegría claro.

La historia del nacimiento de Nunú es también la historia del nacimiento de muchas cosas. Con ella nací yo mamá, nacimos nosotros como familia y nacieron también nuevas amistades.

Una de mis amigas de siempre me hizo un comentario una vez, preguntándome: como es que podes llamarlas amigas, no las viste nunca. Le recordé algo muy simple, al padre de mis dos hijas lo conocí en Facebook y a un océano de distancia (nuestra historia) ¿Porqué no podría hacer amigas en tuiter?

El año pasado desvirtuamos con la Bosche. Comimos asados, tomamos mates y vimos jugar a nuestras crías en mas de una ocasión. Con Laqueloparió nos quedó el abrazo pendiente. Como decíamos: DIOS NOS TIENE MIEDO JUNTAS. 3 veces tuvimos que suspender nuestro encuentro. La semana pasada nos juntamos a jugar en una plaza con nuestras bestias, comimos helado y charlamos como siempre, eso si… nos abrazamos como nunca.

Ahora se acerca el cumple de Nuni, el 7 de abril. Y ellas, las amigas de la virtualidad, van a estar ahí para acompañarnos a soplar LA velita. Ellas, las virtuales y las reales, con sus críos y la mia, vamos a estar juntas y se me llena el corazón de alegría.

Laqueloparió se sorprende y emociona ante la invitación, a lo que solo pude responderle sos una ZOPENCA. Pocas personas estuvieron y están tan presentes en nuestro día a día como ellas. Pocas saben (y entienden) de la desesperación real de las noches de insomnio, de los días de fiebre, de la angustia que me generó el segundo embarazo, pocas conocen esos pequeños detalles y me devuelven contención y apoyo -y cada tanto me acomodan las ideas con un palazo en la cabeza- sólo como una amiga de verdad sabe hacer.

Hace un año estaba por nacer mi hija, y sin saberlo estaban gestándose fuertes amistades. La maternidad me movilizó tanto, me desacomodó todas las ideas, me dejó como bola sin manija. No entendí mas nada de nada… pero algo fue siempre claro: la contención es muy necesaria y la empatía es fundamental. No dudo que fue esa la fuerza que nos amontonó en tuiter, ahora pienso y no esta tan mal que mi hija no me haya dejado dormir por un año. A su llegada e insomnio le debo grandes amigas (incluso alguna loca fuera del #teamnoduerme 😉 )

A las de ayer, a las de siempre y a las de hoy GRACIAS POR TANTO.

 

 

Cosas que extraño de mi vida sin hijos

Sin repetir y sin soplar

Dormir 7 horas de corrido En 10 segundos, sin repetir y sin soplar #2...
Dormir panza abajo
Dormir siesta de día
Dormir sábado y domingo a la mañana
Dormir con los dos ojos cerrados
Dormir 6 horas de corrido
Dormir sin saltar ante el mínimo ruido “extraño”
Dormir a la hora que se me cante
Dormir en cualquier lado de la cama
Dormir sin olor a pañal cagado
Dormir 5 horas de corrido
… Dije dormir?!