La ducha, placer de otros.

Una larga ducha diaria es uno de los lujos (como dormir, comer y esas nimiedades) más subestimados por los no-padres. Cuando tenés dos pibitas de menos de 3 años en casa, ducharse requiere de mucha logística o coraje. En mi caso, entre semana, opto por la opción dos: CORAJE (el coraje viene de la mano de la inconsciencia, no?)

Leer más »

Más que unas valijas

Pensé que dejar mi casa iba a ser mas fácil. Ya me había mudado un millón de veces incluso crucé del nuevo al viejo continente embarazada de 5 meses. Pero esta vez fue distinto. Esta vez costó como ninguna otra.

Leer más »

#twitter y #maternidad

Articulo publicado en Peque Tablet 2 de abril de 2015

Hoy quiero hablarte de twitter. Se me hace difícil describirlo, twitter es para mi como la sala de espera de algún consultorio, un encuentro casual con vecinos en la escalera, un café con amigas, la fila de un supermercado, bueno… todo eso junto.

Es cualquier lugar donde una puede cotillear, acompañar, compartir, leer, informarse, entretenerse, criticar y más. Una vez leí por ahi que twitter era “el libro de quejas de la vida” y tiene un poco de cierto, al menos en mi caso.

Llegué a twitter como una madre involuntariamente insomne y desesperada, buscando algo que hacer mientras caminaba incesantemente con mi bestia eh… con mi hijita en brazos, intentando en vano hacerla dormir. Necesitaba ocupar mi mente para no caer en la locura y twitter era perfecto: ideas resumidas en 140 caracteres. Mi cabeza no daba para mucho mas en ese momento.

Leer más »

Amsterdam – Lado B

Quiero contarles lo que no les conté del viaje a Amsterdam. Pero no estoy hablando de la parte “alocada” de un viaje sola a una ciudad pirata, me refiero a otra cosa. El viaje fue una cosa programada con muchiiiiiiisimo tiempo. Habíamos hablado con el tano del tema y estábamos muy de acuerdo en que nos haría bien a todos. Pensábamos que Maite a esa altura estaría comiendo y que no seria tan difícil para él quedarse con ellas. ERROR1

Leer más »

Amsterdam – Lado A

Hace unos dos años, poco después de llegar a Italia me uní a un grupo de Facebook que se llama “Mamás Argentinas En…”  Es para mujeres que maternamos lejos de nuestra tierra. Compartimos la emoción de las encomiendas llenas de yerba, frascos de dulce de leche y dulce de membrillo. Nos emocionamos cuando otra nos regala un “pico-dulce” y ni hablar de cuando abrís un sobre y encontras una Vauquita. Algunas hablan con sus hijos en castellano argento, otras no… pero todas respondemos enseguida a un “Che, boluda…” con una sonrisa y sin ofendernos. Hoy somos mas de 1000 miembros desparramadas por todo el mundo. Cada año se organiza un encuentro en Europa, el primero fue en Roma (yo acababa de parir a Manuela así que no fui), el segundo fue en Barcelona (embarazada de Maite y con Manuela chiquita) y el tercero dije NO ME LO PIERDO NI LOCA. Así que a Amsterdam me fui. Fuimos 68 mujeres que viajamos desde 14 países.

Leer más »

Mi puerperio, montaña rusa – la otra vuelta.

Estamos atravesando lo que creo que voy a recordar siempre como el invierno de los mil tonos de moco. La primavera llegó, pero a ningún virus parece importarle ese detalle.

Leer más »

Operativo Amsterdam

En menos de un mes me voy de viaje SOLA. Si SOLA, sin bestias, sin pareja, sin perro ni gato. YO SOLA, conmigo misma.

Me voy a Amsterdam, a un encuentro de Argentinas que vivimos repartidas a lo largo y ancho del mundo. Es muy loco esto. Somos unas 1000 argentas que estamos en un grupo de Facebook, compartimos poco o mucho, pero lo que es cierto, lo que es indudablemente cierto es que somos argentinas y eso nos une mas allá de cualquier diferencia. Si somos K o anti K, si bancamos la lactancia prolongada o no, si hablamos en español todos los días o hablamos en otro idioma… NADA IMPORTA, todas tomamos mate (seguro que hay algunas que no toman mate, pero las queremos igual). Y como se dice de donde vengo “un mate no se le niega a nadie”, con el mate hay conversación, hay alegría, hay unidad, hay tristezas y alegrías compartidas.

Leer más »