Sindrome del nido y nuevos vientos

Terminando la semana 24 me dio un ataque de síndrome de nido un poco temprano quizás.

Y a pesar de seguir en nuestro mini departamento me puse manos a la obra con la decoración de la futura cameretta de las piccolinas. Estoy contenta de que sean dos mujeres, me simplifica un poco el tema decoración (hablando de cosas importantes, no?). Pinterest –QUEVICIOOOO– es un excelente lugar para buscar ideas. Creé una carpeta que se llama Girls room, donde voy colgando las cositas que me gustan.

No soy de gastar una fortuna en hacer estas cosas, principalmente porque no es nuestro mejor momento económico y ademas porque creo que buscando y rebuscando con un poco de creatividad se pueden lograr cosas lindísimas.

Elegí usar como alfombra, un aguayo que me traje de mi Argentina querida, también me sirve como base para elegir los colores a usar. Lo compré en Tilcara cuando fui de mochilera con una amiga algunos años atrás. ¿Quién hubiese imaginado que eso que compré como soltera, tiempito antes de conocer al tano, terminaría siendo parte del decorado de la habitación de mis DOS HIJAS? Ay que me da vértigo de sólo pensarlo y no fue tanto tiempo atrás, lo compré en enero de 2011.

alformbra y colores

Ahora estoy transitando la semana 33… y a raíz de este “art attack del nido” le hice a Maite un móvil para la cuna que fue furor en las redes (entre mis amigos y familia, claro está) y resulta que fue tan así que me motivaron a largarme a hacer cosas tejidas a crochet para vender. Por eso esta larga ausencia. Me puse las pilas para armar mi ultra micro emprendimiento y empezar a hacer cositas lindas.

movil maite

 

Así que en medio de este caos hormonal, de vivienda, de niña que aun no duerme por la noche y de hilos de muchos colores, nació Pío Pío Crochet. Las invito a darse una vuelta por la pagina de Facebook, la pagina todavía esta en construcción. Si clickean sobre la imagen las lleva a la pagina!

Las espero!!!

pio pio crochet

Beso!!

 

Confesiones de fin de invierno

Estoy entrando en esa etapa del embarazo en donde las nauseas quedan detrás, y voy sintiendo que la energía se renueva, que de pronto TODO LO PUEDO. Estoy fuerte, enérgica y optimista. POR FINNNNN!

Este embarazo me pegó muy duro. Pasé casi 4 meses sintiéndome muy mal física y emocionalmente. No se si estuve o no deprimida, pero le pegué en el poste. Lloré mucho, mucho y mucho.

Lloré culpa de mis hormonas, lloré porque cuando estaba empezando a sentir que retomaba las riendas de mi vida personal vino esta sorpresa que me desacomodó todas las ideas. Lloré por boluda, lloré porque me culpaba de la carencia afectiva que esto le estaba generando a mi bebé ex-utero, lloré porque no estaba preparada para sentirme tan mal físicamente. Lloré porque sentía que nunca iba a poder insertarme socialmente en este país al que llegué ya con bombo y sintiéndome “così così” como dicen ellos. Lloré porque veia mis próximos años rodeada de pañales y bebes y llantos y tetas y demanda y y y y…

En nuestra primer visita con la ginecóloga nos pregunta: “quieren seguir adelante con el embarazo?” y nos miramos… dijimos si, casi como por inercia, porque si bien ambos estamos a favor del aborto la verdad no nos habíamos preguntado eso hasta ese momento. Volvimos a casa y nos pusimos a charlar… sentí que tenia una opción, una elección y eso me dio esperanza. En Italia el aborto es legal y gratuito, así que evaluamos el tiempo que teníamos y nos dispusimos a pensar bien el asunto. Fueron largos días de encerrarme a llorar en el cuarto y en el baño, buscando soledad… buscando respuestas. Me escondi en una cueva real y virtual. Dejé de lado todos los grupos de lactancia, maternidad y crianza en donde estaba, porque esta vez necesitaba escucharme a mi y nada mas que a mi.

Con F hablamos, pensamos… meditamos con la almohada varias noches. Me dijo que preferiría seguir adelante con el embarazo, pero que entendía y respetaba mi decisión si yo no (mejor compañero no puedo tener!) El final de la cuestión ya lo saben, porque acá estamos de 18 semanas, decidimos seguir adelante.

Pero el simple hecho de sentir que teníamos opciones, que elegíamos seguir adelante cambio un poco mi perspectiva. Me hizo sentir mejor. Mas confiada y firme en esto. Ambas hijas fueron sorpresas de la vida (clara consecuencia de descuidos, no del espíritu santo) pero me gusta remarcar que si bien no fueron hijos buscados, no por eso son menos esperados y amados.

Hoy estamos felices con la decisión que tomamos. La porota está empezando a moverse, la panza tímidamente asoma. Nunú me levanta la remera y me da besos* en la panza… y eso lo hizo sola, sin que nadie le enseñe ni nada! (se me llenan los ojos de lagrimas y de orgullo!)

Hoy en el día internacional de la mujer, festejo vivir en un país donde tenemos opciones, donde el aborto es legal, donde podemos decidir sobre nuestro cuerpo. Y la elección, sea cual fuere, es fundamental para el crecimiento personal.

*entiéndase por besos un deposito de baba hecho con la lengua. muy tierno 😉

dia de la mujer revista barcelona

Antojos argentinos

Muchas veces me preguntan si extraño Buenos Aires, y la verdad que no. No es de mala, pero hoy por hoy mi vida esta acá, y esta se convirtió en mi casa. Pero parece que mi cuerpo no está de acuerdo con este discurso.

Pasé los últimos 2 meses con unas nauseas terribles, sin ganas de comer, comiendo obligada pero con consecuencias obvias, bajé 3 kilos. Y mi estomago me pide a gritos comida argentina… si señores quiero sabores míos, propios. Pasta frola con dulce de membrillo, alfajores de maicena, cremona, queso fresco y dulce de batata, BATATA en cualquier forma (no saben lo difícil que se me esta haciendo conseguir batatas acá!), galletitas surtidas, alfajores de todos gustos y colores, una buena palta para comer a cucharadas con un chorrito de jugo de limón (las de acá son FEAS), -puedo seguir eh- porque todavía ni mencioné la carne.

No soy muy carnívora, el pollo no me va ni me viene, la carne de vaca la como solo cuando es buena, es decir en Argentina. El otro día fuimos a almorzar por ahí, aprovechando que había dejado de llover por primera vez en 15 días. Ilusa o inconsciente me pedí un bife. Y lo que me trajeron era mas parecido al primo anorexico del bife que otra cosa. Flaquito pero lleno de grasa. HORRIBLE!! Asi que en mi lista de carnes sueño con un majestuoso bife de lomo, una buena entraña a la parrilla, tira de asado, lomo, mollejas crocantes con limón –babeo sobre el teclado– salchicha parrillera, unos ricos riñoncitos, choripan con mucho chimichurri, vacío, matambrito de cerdo, pechito, unas buenas verduras asadas, papas al plomo… -ainssss suspiro y sigo– empanadas de carne de esas bien jugosas, caseras, sabrosas, que cuando mordés te explota la boca de sabor, empanadas de cebolla y queso… pero fritas, ¡eso si! bien bien pesadas, acompañadas claro está, por un buen vaso de vino tinto.

Unas ricas medialunas de grasa, bizcochitos agridulces, pepas caseras de mi amiga Gri -me hace ruido la panza ya-  un sacramento (pero le saco el azúcar de arriba, no vaya a ser que engorde al pedo), bolas de fraile rellenas, caras sucias, budines marmolados, –¿Cómo que casi me olvido de lo infaltable?– Churros rellenos de dulce de leche!! todo, TODO con unos calentitos mates amargos y buena conversación.

Tengo ganas de llenarme la boca de caramelos sugus confitados y sentir como le da dolor de cabeza a mi dentista, comer pico dulce mientras salgo a caminar por el barrio, comprar una vauquita gigante para los antojos de la noche y dulce de leche sancor para comer del pote a cucharadas. Comprarme 15 chocolatines Jack y buscar ansiosa las sorpresitas, como hacia con mi abuela Beba cuando era chiquita.

El ultimo y mas absurdo de mis antojos made in argentina es la pizza. (esto es culpa tuya Carla!) ¡SI! estando en Italia quiero, extraño, añoro la pizza argentina. El tano no lo entiende, sin embargo se propuso modificar su receta de pizza para tratar de imitar la nuestra, la dificultad es encontrar una mozzarella que no sea tan rica como la de acá, jajaja

Asi que amigos y familia, ya saben, invitenme a comer, jaja eso quiero. Busquenme en el aeropuerto con un pedazo de dulce de batata en una mano y una empanada de carne en la otra.

¿Vuelvo a responder la pregunta? no, no extraño Argentina, no… no…

asado argentino

Novedades

Ya era hora de que me siente a escribir. No puedo creer cuanto pasó desde mi ultimo post. Tengo tanto para contar! Pero primero lo primero: Vamos a ser 4. Estoy embarazada de 11 semanas. Así que se me revolucionó el mundo. Todo mi esfuerzo en Volver a la tanga, no solo se vió obstaculizado […]

cosas que extraño de cuando estaba embarazada

Estando embarazada hice una listita de cosas que extrañaba de cuando No estaba embarazada (aquí post), Ahora ya no estoy embarazada y estoy con el gataflorismo a flor de piel:

En 10 segundos, sin repetir y sin soplar: Cosas que extraño de cuando estaba embarazada, comenzandoooo YA!

  1. dormir por mas de 3 horas seguidas
  2. comer con #elTano al mismo tiempo.
  3. no oler a vomito
  4. largas duchas
  5. largos baños
  6. tiempo para baños de crema/ lavarme la cara a fondo/ encremarme… bah PARA MI
  7. ser el centro de la atención (SI! me gustaba que la gente me mire y salude cada tanto)
  8. no hacer la cola en el supermercado
  9. mi impunidad al trabajo “forzoso”
  10. corpiños y remeras sin manchas de leche
  11. mi cama libre de trapitos y chupetes
  12. TIEMPO en todas sus formas y colores
  13. dormir por mas de tres horas…     …….      ……      SHIT perdi.
Quiero aclarar que no combaría POR NADA DE NADA esto que estoy viviendo… y si bien me quejo, y lloro y puteo… nada me hace mas feliz que mi piccola terremota.

Update hospitalario

Acá estamos… Todavía las dos conectadas. Fue una semanita un poco demasiado intensa. Les resumo:
El jueves pasado nos internan por estas malditas enzimas que no bajaban sino que subían y porque tenía poco líquido amniótico. Sumado a contracciones y a que ella es chiquita… Lindo combo!!!!
De ahí en más… Todos los días fueron una tortura: que te tenemos que inducir, que no… Que es mejor esperar, que ella es chiquita… En fin.
Todos los días con dos monitoreos, análisis de sangre y un remedio que me meten junto a un suero que me quema las venas y para colmo no sirvió de nada.

El lunes fue el peor día. En el monitoreo de la mañana yo estaba con muchas contracciones, sin dolor pero muy seguidas y las sentía un poco más fuertes que lo normal. En el monitoreo de la tarde que duró más de una hora y media, ella estaba mal… Sus latidos eran muy fuertes, muy veloces… Así qué me dicen que sí sigue así me tienen que inducir. . Repetimos monitoreo una hora después y ella estaba bien pero yo tenía más contracciones todavía!!! Los doctores empezaron a decirme que me tenían que mandar a sala de parto… Que paria ese día! Pero no… Después de unas horas, cero contracciones.
Martes día de nuevos análisis, una obstetra me dice que están mejor! Me re emocioné, existía la posibilidad de ir a casa y llegar a término. Resultó ser que era una obstetra boluda nomás, porque estaban aún peor. Me pincharon el globo de una manera terrible! Para colmo tengo tan mal la circulación que me tuvieron que hacer otro agujero para mandar el suero… Porque este segundo tambien se cerró! Y me querían hacer otro… Me piché tanto que pedí que me saquen todo… Al menos por una hora. Me dieron el medicamento intramuscular y no pude dormir del lado izquierdo pero al menos no estaba enchufada a ese coso maldito!
Ni una contracción en todo el día.
Hoy viene mi doc y me dice que la única opción es sacarla, que las enzimas no se regularizan y que el riesgo es de ambas.
Así qué este viernes o sábado nos separan, estaríamos terminando la semana 37, no es tan terrible.
Menos coger, estoy haciendo de todo para tener contracciones! Sugerencias bienvenidas a ver si logramos al menos que el parto se inicie sólo.
Las mantengo al tanto! A todo esto estoy en una habitación con vista al río, en pleno centro de Roma. Sería ideal que fuese un spa y no un hospital… Pero bueh! Todo no se puede, no?
Padredemihija se tendrá que poner con unos días de spa en serio después de este trajín y el que se viene.. Ja!

Qué esta pasando!?

Estuve un poco desaparecida estas últimas semanas… así que me siento a contarles un poco que anduvo pasando por acá.

Un día me desperté con una tremenda necesidad de empezar a preparar la casa para la llegada de Nunu, si bien faltaba un mes y medio, me agarró un ataque! no teníamos ni siquiera la camita lista… así que salimos a comprar cositas, terminé de armar otras y poco a poco la cosa fue tomando color.

En medio de este trajín, me toca hacerme análisis de rutina, para la visita anestesiológica en el hospital donde queremos parir. Hacemos ECG y sale “anomalía normal de no sé qué” todavía no entiendo el concepto de anomalía normal, pero me dijeron que no me preocupe… ja! dos días después hacemos los análisis de sangre y el resultado asusto aún más.
Resulta que me vinieron altas las enzimas hepáticas, antipáticas transaminasas (GOT 100 y GPT 150) más del doble del valor máximo “normal”. Inmediatamente llamamos al Doc y creo que no se acordaba mucho de quien era porque lo primero que me dice es que tengo que hacer dieta. Cuando le digo que era su paciente “argentina” (en pleno furor papal quien se olvida que tiene una paciente argentina!) y que no había engordado NI UN KILO en 4 meses… me dice “AH… venite el lunes a primera hora al hospital” 

PANICO TOTAL… por un lado pensaba que si no me hacia ir al hospital un sábado era porque no debía ser TAAAAN urgente, pero por otro tampoco me dejaba tranquila su reacción.
Opté por no buscar info en internet, pero padredemihija se leyó todo lo que encontró y hasta me diagnostico “colestasis”, era una posibilidad.

EL lunes vamos al hospital, aclaro que estuvimos desde las 8 de la mañana hasta las 15hs… 

Hospital Fatebenefratelli – Isola Tiberina Roma. 
 8AM visita anestesiológica con una anestesióloga que me retaba porque no quería parir con epidural. me hizo una analogía ridícula con sacarse una muela sin anestesia… y tenía tanta cosa en la cabeza que me limité a mirarla con cara de “OH no lo había pensado así, pero sigo pensando que prefiero sin anestesia y después ver en el camino como se desenvuelve el parto”.

9AM esperamos al obstetra que no aparece… aparece tipo 10 (yo ya llevaba 12 horas de ayuno para hacer este análisis, me quería comer una cebra asada.

9.45AM aparece el Doc.. “oh mi paciente argentina, pase por acá” y me manda a repetir análisis a la guardia, así me daban los resultados en el acto (el concepto de “en el acto” dista un poco de la realidad)

10.15AM papelitos por aquí, firmita por allá, hago análisis de sangre. Me dicen: volve en una hora, pero no podes salir del hospital.

No saben lo que extrañe argentina!!!!!! Quería ir a bar y sentarme a COMER! pero acá los bares son de parado… viven con tanta prisa que toman el café de parado en la barra… y la linda mesita de cafetería queda    solo en cuadritos de cafecitos de parís y de mi quería buenos aires.

Frustrada, cansada, busqué una silla lo más alejada de la gente posible y exploté…. no daba más! Padredemihija entre enojo e impotencia trataba de ayudarme, pero no, lejos estaba de hacerlo… finalmente comí algo… y la hora paso. Me fumée unos viejos que se me sentaron al lado (habiendo mil lugares libres) a discutir sobre poesia religiosa… casi mato a alguien.

11.30: el análisis no está listo… y así hasta las 14hs.

El único lado amable fue que mi Doc vino a la guardia y se quedó ahí esperando con nosotros, me acompañó, y se quedó hasta último momento.

Los análisis vinieron peor que antes. Las malditas enzimas superan los valores del 300…

Diagnóstico: un poco incierto, fue más descartar posibilidades que decir que era. La colestasis quedo descartada porque otros valores venían bien. Así que concluyeron que probablemente tenga algún tipo de hepatitis gestacional, causada por stress al hígado o bien por la misma presión que Nunu hace sobre el hígado, dado que mi panza es chica para 8 meses de gestación.

14.30 Me hicieron monitoreo, y ella estaba ok, yo estaba con contracciones (ni me entere!)

Conclusión: medicamento, reposo, mucha agua y volver el jueves a hacer otros análisis… si vuelven a dar mal.. Me internan. EL doc. Me dijo que no me internaban ahí mismo porque estaba en la semana 36 y que le parecía pronto para adelantar el parto, pero que después de la 37, si los valores siguen mal, lo más probable es que la hagan nacer antes… UN BAJON!

Esperemos que mañana estas enzimas malditas hayan bajado y mi Nunu se quede en mi pancita por unas semanitas más.