Más que unas valijas

Pensé que dejar mi casa iba a ser mas fácil. Ya me había mudado un millón de veces incluso crucé del nuevo al viejo continente embarazada de 5 meses. Pero esta vez fue distinto. Esta vez costó como ninguna otra.

Nos vinimos a un lugar desconocido, buscando un cambio de vida. Y acá estamos. Llegamos y de a poco todo el estrés, el cansancio y la ansiedad vividos estas ultimas semanas empiezan a decantar, de pronto me encuentro sentada sola en la mitad de la noche mirando a mis bestias dormir, miro por la ventana buscando reconocer este lugar, buscando internalizarlo, hacerlo mio. Lloro despacio para no despertar a nadie. Pero no es tristeza, es desahogo.

Hacer la valija fue dificil, cada vez que guardaba algo en una caja o en una bolsa pensaba en guardar recuerdos. Embalar emociones no fue fácil, sentí que se me escapaban por las ranuras. Me esforcé en traer un pedacito de casa con nosotros. Fue difícil, porque como les conté cuando Llegamos a Malta, llevamos lo puesto y lo que entraba en nuestro autito. Pero valió la pena.

Traje nuestros colores y las texturas de nuestros aguayos recolectados por sudamerica. La mesita con las sillitas de las piccolas todavía con las rayas de crayon de la ultima vez que la usaron, una caja llena de juguetes pero sólo con juguetes bien gastados, esos que evidencian horas de agite y diversion. Nuestros vasitos y tacitas para desayunar, las mantitas para dormir, la luz de noche y esas pequeñas cosas que hacían a nuestra rutina.

mas que valijas

Si hay algo que aprendí de todo esto es que se puede vivir con mucho menos de lo que teníamos. Todas estas experiencias suman, por mas duras que se hagan, son positivas. En eso estamos ahora, buscando un nuevo hogar donde colgar las laminas de las chicas y los libritos en su biblioteca (porque esos si me los traje todos!).

Anuncios

6 comentarios en “Más que unas valijas

  1. Mientras estén juntos, se quieran como se quieren y se disfruten como se disfrutan… Felicidad Plena Garantizada. El escenario ayuda… pero no define!
    Que lindo artículo Kele!
    TODA LA MERD EN MALTA!

    Le gusta a 1 persona

  2. Te leo hace poquito, en mi caso estoy recién llegada a Italia con mi marido. Entre trámites, viajes, alquiler de depto temporal todavía siento que el verdadero disfrute llegará mínimo a fin de año. Creo que estas experiencias son las que te dan la verdadera fortaleza, la que pensamos que nos falta, y no es así, sino ni habríamos hecho todo esto. Saludos!!

    Le gusta a 1 persona

  3. Gracias! es cierto… estos cambios son muy duros por momentos, pero valen la pena. Vas a encontrar la alegría y la fuerza en las pequeñas cosas. (en italia mi momento de paz era un cappuccino y un cornetto en una plaza bonita). Nos leemos!!! Beso

    Me gusta

Que pensás?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s