Mi puerperio, montaña rusa – la otra vuelta.

Madre Amateur

Estamos atravesando lo que creo que voy a recordar siempre como el invierno de los mil tonos de moco. La primavera llegó, pero a ningún virus parece importarle ese detalle.

Hija2 estuvo internada 3 días con una bronquitis asintomática que nos dió el susto de nuestras vidas, volvimos a casa y tan solo 5 días después, hija1 amanece con mocos y fiebre. Estamos viviendo la locura de las noches en vela limpiando narices, chupetes que se caen de las bocas abiertas buscando respirar, bebés mal humorados que se despiertan cansadas por no poder reposar, padres sin fuerza que se pasean como zombies acunando a la hija de turno en brazos para que almenos ellas puedan dormir. FEROZ.

Hija2 con 8 meses y 8 kilos a pura teta, si señora a pura teta y no lo digo con el orgullo de la madre mamífera lactante, lo digo con la angustia de la madre que necesita recuperar fuerzas para encarar su vida y no puede. Con la desesperación de la madre que ha probado de todo y nada funciona. Lo escribo con bebitagarrapata arriba mío, tipeando y retipeando porque sus manitas torpes meten letras por todos lados. Porque la crisis del 8vo mes le pegó con todo y estar a medio metro mío no es suficiente, tenemos que ser una otra vez. Una cocinando, una en el baño, una durmiendo, una escribiendo. UNA.

Lagrimas en los ojos, en los míos. No me da el cuerpo. No me da la cabeza. Y como si fuera poco el puerperio eterno en el que vivo no me da tregua.

El puerperio es algo así como una montaña rusa, pero tipo la clásica “space mountain” de Disney world, esa que no ves como es hasta que estas arriba. Haces la eterna cola, esperas paciente e impacientemente por 9 meses para subirte. Llega tu turno, arranca….: aceleración – caída libre – grito, locura – calma – nueva caída – adrenalina a rolete – vuelta de acá – cabeza abajo allá -calma otra vez – risas nerviosas. Y mientras estas ahí arriba y el juego maldito te sacude a diestra y siniestra, te juras y re mil juras: LA ULTIMA VEZ QUE SUBO A ESTE JUEGO ATROZ. Pero de pronto así como empezó, termina. Vuelve la estasis. Te bajás, te sacudís, sonreís y decís: woooooo!!!!! vamos de nuevo?!

Bueno NO. Yo no voy de nuevo. Pero se entiende la idea no? Estoy ansiosa esperando ese momento de calma, bajarme de este juego infernal y dormir. Solo eso, dormir. Y si llego a decir, a pensar, a fantasear con un “vamos de nuevo?” están todas autorizadas a acomodarme las ideas con un buen mazazo en la cabeza. hospital

Anuncios

5 comentarios en “Mi puerperio, montaña rusa – la otra vuelta.

  1. pienso que sos muy valiente, que le ponés realmente el cuerpo y admiro que estés siempre haciendo algo mas para que tus hijas esten mejor o jueguen mas entretenidas. yo no sé cómo hacés. igual estoy segura de que es a cambio de olvidarte de vos. por eso, casi tres años me parecen suficientes. basta. en cuanto maite cumpla dos o un poco antes, será tu momento. y disfrutalo mucho, abrazalo y no lo sueltes mas.

    Me gusta

  2. Gracias! es cierto que es un precio muy alto. también es cierto que no se puede todo. de todas formas el plan es empezar a priorizarse. no puedo seguir asi. no es bueno tampoco para ellas… una mama zombie, muchas veces mal humorada. no esta bien para nadie.

    Me gusta

  3. Mamá zombie, el sol va a salir y ::: lo vas a meter a patadas en el culo para que siga la noche, pero ya no de mamada en mamada, sino que bailando una pachanga con el nomarido! Y después te pedirás el día en el trabajo, mandarás a las gurisas de cole jornada doble y dormirás a pata suelta toda la mañana 😉
    Va un abrazote!

    Me gusta

Que pensás?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s