Confesiones de fin de invierno

Madre Amateur

Estoy entrando en esa etapa del embarazo en donde las nauseas quedan detrás, y voy sintiendo que la energía se renueva, que de pronto TODO LO PUEDO. Estoy fuerte, enérgica y optimista. POR FINNNNN!

Este embarazo me pegó muy duro. Pasé casi 4 meses sintiéndome muy mal física y emocionalmente. No se si estuve o no deprimida, pero le pegué en el poste. Lloré mucho, mucho y mucho.

Lloré culpa de mis hormonas, lloré porque cuando estaba empezando a sentir que retomaba las riendas de mi vida personal vino esta sorpresa que me desacomodó todas las ideas. Lloré por boluda, lloré porque me culpaba de la carencia afectiva que esto le estaba generando a mi bebé ex-utero, lloré porque no estaba preparada para sentirme tan mal físicamente. Lloré porque sentía que nunca iba a poder insertarme socialmente en este país al que llegué ya con bombo y sintiéndome “così così” como dicen ellos. Lloré porque veia mis próximos años rodeada de pañales y bebes y llantos y tetas y demanda y y y y…

En nuestra primer visita con la ginecóloga nos pregunta: “quieren seguir adelante con el embarazo?” y nos miramos… dijimos si, casi como por inercia, porque si bien ambos estamos a favor del aborto la verdad no nos habíamos preguntado eso hasta ese momento. Volvimos a casa y nos pusimos a charlar… sentí que tenia una opción, una elección y eso me dio esperanza. En Italia el aborto es legal y gratuito, así que evaluamos el tiempo que teníamos y nos dispusimos a pensar bien el asunto. Fueron largos días de encerrarme a llorar en el cuarto y en el baño, buscando soledad… buscando respuestas. Me escondi en una cueva real y virtual. Dejé de lado todos los grupos de lactancia, maternidad y crianza en donde estaba, porque esta vez necesitaba escucharme a mi y nada mas que a mi.

Con F hablamos, pensamos… meditamos con la almohada varias noches. Me dijo que preferiría seguir adelante con el embarazo, pero que entendía y respetaba mi decisión si yo no (mejor compañero no puedo tener!) El final de la cuestión ya lo saben, porque acá estamos de 18 semanas, decidimos seguir adelante.

Pero el simple hecho de sentir que teníamos opciones, que elegíamos seguir adelante cambio un poco mi perspectiva. Me hizo sentir mejor. Mas confiada y firme en esto. Ambas hijas fueron sorpresas de la vida (clara consecuencia de descuidos, no del espíritu santo) pero me gusta remarcar que si bien no fueron hijos buscados, no por eso son menos esperados y amados.

Hoy estamos felices con la decisión que tomamos. La porota está empezando a moverse, la panza tímidamente asoma. Nunú me levanta la remera y me da besos* en la panza… y eso lo hizo sola, sin que nadie le enseñe ni nada! (se me llenan los ojos de lagrimas y de orgullo!)

Hoy en el día internacional de la mujer, festejo vivir en un país donde tenemos opciones, donde el aborto es legal, donde podemos decidir sobre nuestro cuerpo. Y la elección, sea cual fuere, es fundamental para el crecimiento personal.

*entiéndase por besos un deposito de baba hecho con la lengua. muy tierno 😉

dia de la mujer revista barcelona

Anuncios

8 comentarios en “Confesiones de fin de invierno

  1. Sí, qué lindo para Nunú!!! Cuánto me alegro!
    Tranquila, ya vas a ir viendo que poco a poco todo se va acomodando y hasta me animo a asegurarte que lo vas a disfrutar muchísimo… Confiá en mí que hablo con conocimiento de causa 🙂

    Besote.

    Me gusta

  2. Que lindo post.
    Esta bueno lo que contás,como cambian lasperspectivas ccuando hay opciones.
    No sabía q era legal el aborto en Italia, es no penado y opcional en salud privada o el Estado garantiza el derecho a realizarselo?
    Felicitaciones por la chinita!
    Un abrazo,
    c

    Me gusta

  3. Afortunada tú que puedes elegir, ya sabes como estamos por España…
    Espero que estés mejor y hayas dejado la tristeza a un lado porque ahora viene lo mejor!!!!!

    Me gusta

  4. La verdad que si, para mi fue sentir que podía respirar de nuevo. Aca la salud es publica, y los abortos se practican en hospitales públicos como cualquier otro tratamiento. Lo que me explicaba mi nomarido es que si tu ginecólogo esta contra el aborto no esta obligado a practicarlo, en ese caso debes recurrir a otro.

    Me gusta

Que pensás?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s