Antojos argentinos

Parlando como viene

Muchas veces me preguntan si extraño Buenos Aires, y la verdad que no. No es de mala, pero hoy por hoy mi vida esta acá, y esta se convirtió en mi casa. Pero parece que mi cuerpo no está de acuerdo con este discurso.

Pasé los últimos 2 meses con unas nauseas terribles, sin ganas de comer, comiendo obligada pero con consecuencias obvias, bajé 3 kilos. Y mi estomago me pide a gritos comida argentina… si señores quiero sabores míos, propios. Pasta frola con dulce de membrillo, alfajores de maicena, cremona, queso fresco y dulce de batata, BATATA en cualquier forma (no saben lo difícil que se me esta haciendo conseguir batatas acá!), galletitas surtidas, alfajores de todos gustos y colores, una buena palta para comer a cucharadas con un chorrito de jugo de limón (las de acá son FEAS), -puedo seguir eh- porque todavía ni mencioné la carne.

No soy muy carnívora, el pollo no me va ni me viene, la carne de vaca la como solo cuando es buena, es decir en Argentina. El otro día fuimos a almorzar por ahí, aprovechando que había dejado de llover por primera vez en 15 días. Ilusa o inconsciente me pedí un bife. Y lo que me trajeron era mas parecido al primo anorexico del bife que otra cosa. Flaquito pero lleno de grasa. HORRIBLE!! Asi que en mi lista de carnes sueño con un majestuoso bife de lomo, una buena entraña a la parrilla, tira de asado, lomo, mollejas crocantes con limón –babeo sobre el teclado– salchicha parrillera, unos ricos riñoncitos, choripan con mucho chimichurri, vacío, matambrito de cerdo, pechito, unas buenas verduras asadas, papas al plomo… -ainssss suspiro y sigo– empanadas de carne de esas bien jugosas, caseras, sabrosas, que cuando mordés te explota la boca de sabor, empanadas de cebolla y queso… pero fritas, ¡eso si! bien bien pesadas, acompañadas claro está, por un buen vaso de vino tinto.

Unas ricas medialunas de grasa, bizcochitos agridulces, pepas caseras de mi amiga Gri -me hace ruido la panza ya-  un sacramento (pero le saco el azúcar de arriba, no vaya a ser que engorde al pedo), bolas de fraile rellenas, caras sucias, budines marmolados, –¿Cómo que casi me olvido de lo infaltable?– Churros rellenos de dulce de leche!! todo, TODO con unos calentitos mates amargos y buena conversación.

Tengo ganas de llenarme la boca de caramelos sugus confitados y sentir como le da dolor de cabeza a mi dentista, comer pico dulce mientras salgo a caminar por el barrio, comprar una vauquita gigante para los antojos de la noche y dulce de leche sancor para comer del pote a cucharadas. Comprarme 15 chocolatines Jack y buscar ansiosa las sorpresitas, como hacia con mi abuela Beba cuando era chiquita.

El ultimo y mas absurdo de mis antojos made in argentina es la pizza. (esto es culpa tuya Carla!) ¡SI! estando en Italia quiero, extraño, añoro la pizza argentina. El tano no lo entiende, sin embargo se propuso modificar su receta de pizza para tratar de imitar la nuestra, la dificultad es encontrar una mozzarella que no sea tan rica como la de acá, jajaja

Asi que amigos y familia, ya saben, invitenme a comer, jaja eso quiero. Busquenme en el aeropuerto con un pedazo de dulce de batata en una mano y una empanada de carne en la otra.

¿Vuelvo a responder la pregunta? no, no extraño Argentina, no… no…

asado argentino

Anuncios

15 comentarios en “Antojos argentinos

  1. Qué son los carasucias? lo otro puedo asegurarte lo que quieras! por acá en Martinez hay una excelente casa de empanadas fritas, buenas, bonitas y baratas, eso es dificil de conseguir en este país, y tienen unos pastelitos de batata to die for…

    Me gusta

  2. Ya estoy corriendo al kiosko a comprarte las golosinas requeridas… si cada uno se emociona tanto como yo de tus añoranzas, quédate tranquila que te volves con los 3 kilos que bajaste y 3 mas acuestas !!! te extraño te espero te quiero

    Me gusta

  3. Me diste hambre! Para colmo el tema de los antojos no resueltos se vuelve obsesión. No parás hasta que no te sentås con el preciado manjar frente a los ojos. Espero que en tu próxima visita las chicas te lleguen a cumplir algunos. Besos desde acá!

    Me gusta

  4. Me diste hambre! Para colmo el tema de los antojos no resueltos se vuelve obsesión. No parás hasta que no te sentås con el preciado manjar frente a los ojos. Espero que en tu próxima visita las chicas te lleguen a cumplir algunos. Besos desde acá!

    Me gusta

Que pensás?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s